Mini Candy Bar

jueves, 23 de diciembre de 2010

ESTANTERIAS PARA LAS LECTURAS

 
Hoy es jueves, y como ya sabeis toca recomendación cultural. Esta semana os hablaré de una entreñable y fácil novela de Juan José Millás. La la leí ya hace unos años, pero anteayer, haciendo limpieza me la encontré y la volví a empezar... casi ya ni me acordaba... Me encanta esa sensación de querer revivir cosas buenas que has pasado.
 
 
Millás es un autor archiconocido, que tanto escribe una novela como un artículo en prensa de la más rabiosa actualidad. Es de verbo claro, directo y sencillo. Lo que importa en sus obras es lo que dice. No como lo adorna. Me gusta mucho. Seguro que la gran mayoria de vosotras habeis leido algo suyo, la más famosa, diría yo que es "Dos mujeres en Praga", sin embargo, a mi me ha gustado mucho más "No mires debajo de la cama!". Qué título tan intrigante. !Me atrapó rápidamente!
 
Os doy la pista:
 
La juez Elena Rincón intenta reponerse de la pérdida de su padre iniciando una relación con un forense y conociendo a una joven en el metro, con la que siente una intrigante conexión. Para lograr entender esto lee el mismo libro que la desconocida, cree que eso las conecta más. Se nos describe como una mujer solitaria, triste,  que llama al contestador de su difunto padre y le deja mensajes de frustración. Contra esto, inicia una relación puramente sexual, y muy poco satisfactoria con un forense poco habilidoso. ¿No os ha entrado al curiosidad? 


De repente, y sin darte cuenta, la historia se centra en un  callista con ínfulas de podólogo,Vicente, o más bien en sus zapatos, y durante varios capítulos se desgranan las historias de varios pares de zapatos. Desde los de un hombre que perdió una pierna y dejó al zapato viudo, hasta la pasión por comer calcetines, o el disgusto al sentir dentro de sí no sólo los pies, sino todo el pesado cuerpo de las personas...


Más tarde, cuando te crees que la jueza pertenece al elenco de personajes que entreñan otra novela, te das cuenta como la historia se  centra en el callista y sus obsesiones. Desde que se cree el monstruo que está debajo de la cama,  hasta  su fulminante “enamoramiento” de Julia, y en medio se suceden una serie de situaciones surrealistas cuyo sentido no parece ir más allá que ese mismo surrealismo.


La contraportada explica “… es una novela acerca de la simetría y desigualdad de las parejas y de la búsqueda universal de compañía y afecto”. 




Miss Owl 

1 comentario:

  1. En cuanto se despierte la enana se lopongo, ya te contaré

    ResponderEliminar